Asistencia domiciliaria para personas mayores

cuidado de ancianos a domicilio

Las investigaciones han demostrado que la mayoría de las personas mayores preferirían vivir de forma independiente en sus propios hogares.

Por desgracia, muchas veces esto no sucede y los seres queridos acaban siendo trasladados de su entorno familiar para ser ingresados en residencias. Esto se debe a menudo a la falta de conocimiento sobre las opciones disponibles para el cuidado de las personas mayores.

Para quienes necesitan apoyo y asistencia en su vida cotidiana, la asistencia domiciliaria es una solución que les permite permanecer con seguridad en un entorno familiar.

Cuidados en el hogar

La asistencia a domicilio puede abarcar una amplia gama de servicios.

La atención domiciliaria consiste en la visita de un cuidador a una hora predeterminada cada día y la realización de determinadas tareas, como la asistencia en el cuidado personal o la administración de medicamentos.

La atención domiciliaria con visitas permite a su ser querido permanecer en su propio hogar cuando aumentan sus necesidades de atención, pero no es adecuada para todo el mundo. Por ejemplo, para las personas que corren riesgo de caídas o que necesitan ayuda por la noche, la contratación de un cuidador interno es una opción. Saber que hay un cuidador cualificado que ofrece apoyo y compañía las 24 horas del día le da tranquilidad.

Es bien sabido que en el cuidado de personas mayores, y en particular en el cuidado de la demencia, vivir en un entorno familiar es útil en muchos sentidos. Los ancianos pueden sentirse confusos si se les traslada a una residencia donde tienen que aprender y adaptarse a un nuevo espacio y a muchos cuidadores diferentes.

Para alguien que vive con la enfermedad de Alzheimer, o incluso simplemente con fragilidad, permanecer en su propia casa y continuar con las rutinas familiares es mucho más tranquilizador. En el cuidado de la demencia, también es importante que la persona que recibe los cuidados se sienta lo más familiarizada posible con sus cuidadores. Los cuidados privados de 24 horas también pueden reducir el estrés y proporcionar la solución ideal a sus necesidades de atención.

Ventajas de la asistencia domiciliaria

A diferencia de lo que ocurre en algunas situaciones de atención domiciliaria, en las que se envían diferentes cuidadores para atender a las personas en su propiedad, la atención domiciliaria significa que el mismo cuidador proporciona atención individualizada las 24 horas del día.

En algunos casos, habrá dos cuidadores internos, pero un patrón de turnos consistente garantiza la continuidad, que es esencial, especialmente con el cuidado del Alzheimer.

  • Uno de los principales factores que impulsan la decisión de una persona de acudir a una residencia es la soledad, pero con un cuidador individual, la persona que recibe los cuidados se beneficia de la compañía, además de tener cubiertas sus necesidades de atención.
  • Además de ayudar con las tareas de cuidado personal, como lavarse y vestirse, un cuidador interno puede ayudar a cocinar, a realizar las tareas domésticas y proporcionar apoyo doméstico en todos los aspectos de la vida diaria. Si el beneficiario tiene un animal de compañía, el cuidador también puede ayudar con los cuidados para evitar el realojamiento.
  • Vivir de forma independiente en su propia casa significa que la persona mayor puede permanecer en un entorno que conoce y recibir apoyo para mantener las relaciones con los amigos y continuar con las actividades que le gustan.
  • Un cuidador también puede realizar otras tareas, como hacer de chófer o acompañarles a la iglesia o a los clubes a los que les gusta asistir. Así se garantiza que sus rutinas y su modo de vida continúen, a pesar de necesitar cuidados adicionales.
  • Los cuidados privados de un cuidador que vive con la persona mayor también pueden tranquilizar a los miembros de la familia que, de otro modo, podrían estar preocupados porque su pariente se quede solo en casa.
  • Si la persona mayor corre el riesgo de caerse o tiene demencia y es probable que comprometa su seguridad dejando la cocina encendida, por ejemplo, puede que no esté segura en casa si no hay alguien con ella. Saber que hay alguien disponible para ayudar con cualquier problema que pueda surgir puede proporcionar tranquilidad al beneficiario de los cuidados, así como a su familia.
  • Las relaciones familiares pueden verse afectadas cuando un miembro de la familia se convierte en cuidador a tiempo completo de una persona mayor. Tener un cuidador interno puede reducir la presión de esta responsabilidad y permitir que la relación familiar funcione con normalidad.
  • Para las parejas que desean permanecer juntas, el coste de los cuidados internos puede ser menor que el de la asistencia residencial. Otra ventaja es que pueden seguir viviendo juntos en su propia casa, mientras que una pareja podría tener que separarse si necesita diferentes niveles de atención y se ve obligada a ir a una residencia.

Si tienes un familiar que necesita de los cuidados a domicilio en Paterna-Manises o Torrente, ponte en contacto con nosotros aquí.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *