¿Cómo transportar el colchón en una mudanza?

transportar-colchon-mudanza

¿Necesitas hacer una mudanza y tienes que trasladar tu colchón?

Vamos a darte los consejos paso a paso que debes seguir para el embalaje y traslado de tu colchón en una mudanza.

En realidad, no vale la pena trasladar todos los colchones que tengas, pero si te encuentras con un colchón que te gusta, aquí tienes nuestros mejores consejos para trasladar y guardar un colchón, y mantenerlo en condiciones óptimas para dormir.

Guía paso a paso para trasladar un colchón

Sigue estos ocho pasos para trasladar un colchón de forma fácil, rápida, segura y exitosa.

PASO 1: Mide tu colchón

Saca la cinta métrica. Al trasladar un colchón es fundamental no sólo conocer el tamaño estándar – gemelo, doble, completo, queen, king – sino también sus dimensiones exactas.

Aunque el tamaño estandarizado del colchón puede ayudarte a entender el tamaño general de tu colchón, las medidas exactas pueden variar entre los distintos fabricantes, por lo que es importante que midas tu colchón. Deberás medir su longitud, anchura y profundidad (grosor).

Esto determinará todo, desde el tamaño de la bolsa para el colchón que vas a necesitar, hasta la decisión sobre el mejor camino para la mudanza, el método de traslado o el espacio de almacenamiento.

PASO 2: Reúne todo el material necesario para el embalaje

Necesitarás cosas como bolsas o fundas para colchones, cinta adhesiva para mudanzas, tijeras, correas o cuerdas para asegurar el colchón y una carretilla para colchones.

Una bolsa o funda para colchones es básicamente una enorme bolsa de plástico del tamaño de un colchón que ayudará a mantenerlo limpio y seco durante la mudanza. Como a veces se rompen durante el proceso de mudanza, a mí me gusta ponerle una bolsa doble al colchón y a los somieres para protegerlos mejor.

Asegúrate de comprar la bolsa de colchón del tamaño adecuado, especialmente en lo que respecta a la profundidad. Para medir la profundidad, basta con colocar el colchón en el suelo y utilizar una cinta métrica o una regla para medir la distancia que hay hasta el suelo. Como referencia, un colchón típico tiene un grosor de entre 15 y 30 centímetros. En caso de duda, opta por la bolsa de colchón de mayor tamaño.

Una vez que saques tu colchón de tu casa o apartamento, querrás utilizar cuerdas o correas de trinquete para asegurarlo dentro del vehículo de mudanza elegido. Las correas de trinquete -también conocidas como correas de amarre- son correas gruesas con cierres de hardware que están hechas específicamente para asegurar la carga en su lugar.

Si vas a utilizar una cuerda, compra una cuerda gruesa de calidad industrial, y omite por completo esas cuerdas elásticas que pueden ceder demasiado, lo que resulta en un colchón inseguro y sin sujeción.

embalaje-colchon-mudanza

PASO 3: Asegúrate que tienes suficiente espacio para trabajar

Deja espacio suficiente para preparar el colchón para la mudanza.

Empaquetar el colchón en último lugar te ayudará a liberar espacio en la habitación y también te dará la oportunidad de dormir en el hasta la noche anterior a la mudanza.

PASO 4: Pide ayuda

Los colchones son pesados, incómodos y les encanta moverse.

Si estás tratando de averiguar cómo mover tu colchón por ti mismo, no lo hagas. Incluso los profesionales de la mudanza utilizan a más de una persona para trasladar un colchón.

En lugar de eso, intenta conseguir la ayuda de un amigo, un vecino o un familiar. También puedes contratar ayuda a través de un servicio de mudanzas como MudanzasCPT. Ellos ofrecen ayuda profesional de mudanzas por horas si quieres que los especialistas se encarguen de levantar más peso.

PASO 5: Coloca tu colchón en una funda de alta resistencia

Esto ayudará a proteger tu colchón durante la mudanza y si lo vas a guardar.

Las fundas para colchones de mudanza se venden en tamaños estándar para colchones, pero tendrás que saber la profundidad de tu colchón para asegurarte de que la bolsa es lo suficientemente grande. Suelen venir en paquetes de dos.

PASO 6: Despeja el camino para mover el colchón

Retira todos los objetos que se puedan romper por el camino, como lámparas, cuadros colgados o cualquier otra cosa que pueda ser una víctima ante un colchón que se tambalea.

PASO 7: Pon el colchón de lado para que sea más fácil de mover

Normalmente, esto significa voltearlo horizontalmente para que el colchón sea más largo que alto. Es prácticamente imposible mover un colchón colocado en posición plana, sobre todo porque es probable que tengas que atravesar puertas.

PASO 8: Carga y asegura el colchón para el transporte

Si es posible, consulta con el fabricante las instrucciones especiales de transporte.

La posición para la carga y transporte del colchón durante la mudanza depende del tipo de colchón.

  • No dobles por la mitad los colchones de muelles o de espuma de más de 15 cm de grosor.
  • Los colchones de espuma con memoria y de látex más finos pueden doblarse por la mitad durante periodos muy cortos y asegurarse con correas para colchones al trasladarlos.
  • Lo ideal es que un colchón de espuma se envuelva al vacío y se enrolle al trasladarlo en lugar de doblarse por la mitad.
  • Los colchones de muelles ensacados no deben doblarse nunca porque se dañaría la estructura del colchón.

A continuación te indicamos las recomendaciones generales sobre la posición de transporte según el tipo de colchón:

Colchón de muelles tradicionales o muelles ensacados

Coloca el colchón de muelles ensacados de lado (en posición vertical y a lo largo), o en posición horizontal, sobre una superficie plana (en la misma posición que para dormir), sin nada encima.

Colchón viscoelástico o de espuma con memoria

Esto es válido para todos los colchones viscoelásticos o de espuma de memoria, colchones de viscografeno, de látex….Coloca el colchón en posición horizontal, sobre una superficie plana, sin nada encima.

Al almacenar un colchón, todos los tipos deben colocarse en posición plana.

Al fin y al cabo, trasladar un colchón puede ser un trabajo duro, pero hacerlo bien merece la pena. Una vez que tu cabeza toque la almohada en tu cama favorita en tu nuevo hogar, sabrás que valió la pena cada segundo y cualquier duda.

PASO 9: Consejos para el almacenaje del colchón

No solemos pensar mucho en nuestros colchones más allá de si cumplen o no su parte del trato cuando dormimos. Sin embargo, resulta que hay reglas sobre cómo guardar un colchón correctamente.

Aspira todos los lados, utiliza un limpiador de tapicerías o un spray desinfectante, y luego déjalo secar al aire.

  • Utiliza bolsas o fundas de almacenamiento para guardar tu colchón.

En realidad, puedes guardar el colchón y los somieres en la bolsa de plástico protectora que utilizaste para la mudanza; te ayuda a ahorrar unos cuantos pasos a la vez que te proporciona una protección adicional contra el polvo y otros posibles contaminantes mientras está almacenado.

  • Lo importante es asegurarte de que el colchón está completamente seco antes de cubrirlo, y luego asegurarte de que esté bien sellado dentro de la funda.
  • NO guardes su colchón de lado. No nos cansamos de repetirlo: guardar un colchón de lado puede comprometer su integridad interior y arruinar el colchón, ya sea de muelles, de espuma, de gel o híbrido.

Si no te queda más opción que guardarlo de lado, intenta rotar su posición cada 30 días aproximadamente.

  • NO expongas tu colchón a temperaturas o humedad extremas. El calor elevado, las temperaturas bajo cero y la humedad pueden dañar tu colchón.

Por este motivo, evita guardar el colchón en un ático, un sótano o un garaje. Si vas a utilizar un almacén, pregunta por el rango de temperatura y el control de la humedad.

  • NO guardes nada encima del colchón. Esto puede hacer que tu colchón se deforme y arruine su integridad estructural.

Leave a Reply

Your email address will not be published.