5 grandes hierbas para usar durante el embarazo

La preparación de un embarazo debería empezar desde antes de la concepción: qué alimentos deberían consumirse, cuáles no, qué clase de prevención debería tomarse en este estado y sobre todo qué hierbas son ideales para el momento de gestación (que es lo que más confunde). En el embarazo no siempre debe sufrirse, porque lo que debe saberse es que muchas mujeres no padecen ningún tipo de malestar, sino más bien un proceso firme satisfactorio y alejado de las molestias físicas y mentales.

Hoja de frambuesa roja: 

Esta hierba ha pagado los platos rotos a causa de un malentendido acerca de su acción en el cuerpo. Es un anfótero con  afinidad para los músculos del útero. Esto significa que puede ayudar a un músculo débil a mejorar su tono muscular, fortaleciendo así las contracciones que necesita para ser más eficaz el parto, o también para relajar los músculos excesivamente desvalidos que se encuentran con  espasmo de manera inapropiada.

Esta hierba se ha utilizado en todo el mundo para tener un embarazo sano y fuerte y debe ser considerada como un tónico supremamente trascendental para el estado de gestación.

 Ortiga:

Este purificador  de sangre  es fundamental, sobre todo  en un momento como el embarazo. Los cambios en el volumen de sangre se hacen evidentes cuando  el bebé comienza a crecer,  y también justo después del nacimiento del pequeño, el cuerpo queda exento de energía y vitalidad. La ortiga está llena de hierro y clorofila que mantendrá el cuerpo en subida y fuera de problemas.

Un sistema circulatorio saludable es lo más importante, tanto para el niño como para la madre.

 Avena:

Esta planta, en sus múltiples formas, aporta un nivel adecuado de calcio y magnesio para dos cuerpos que tanto necesitan los nutrientes. La avena se puede utilizar en infusiones o en forma de avena en leche . Incluso puedes contar la avena de por la mañana como una “dosis” de avena para el día.

El beneficio  de la avena para el sistema nervioso puede significar menos dolores de cabeza y calambres. Para los huesos,  significa que podrás reponer lo que el bebé está consumiendo y prevenir efectos secundarios desagradables, como el aumento de caries, manchas, y  dientes astillados o agrietados.

 

Escaramujo:

Los escaramujos son importantes durante el embarazo, ya que son una fuente fácil y deliciosa de vitamina C con bioflavonoides. ¿Por qué es esto importante? No es sólo para un sistema nervioso sano. De hecho, la vitamina C más los  bioflavonoides aseguran una rica y gruesa,  placenta sana. Escatimar con estos nutrientes puede contribuir a tener problemas en el nacimiento con la pérdida excesiva de sangre, lo que puede ocurrir cuando la placenta es delgada y se rompe con mucha facilidad.

 

Acedera (lengua de vaca):

La lengua de vaca es la mejor elección para el estreñimiento durante el embarazo. Independientemente de cuán ideal puede ser tu dieta, la combinación de peso extra en la pelvis y el aumento de los niveles hormonales a menudo harán que necesites ayuda extra. Esta hierba es alta en hierro, por lo que también es muy buena para cualquier tipo de anemia. La mejor parte de todo, es que es suave y no crea dependencia laxante mientras que también está llena de  vitaminas y minerales necesarios para un embarazo satisfactorio.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *