5 formas creativas para economizar en familia

Los cimientos de una sustentable educación futura, comienzan desde el hogar. La familia, es el espacio donde todos nos apegamos más a los buenos hábitos, que pueden hacer del presente una base sólida y certera para un mañana -no transcurrido- pero importante y trascendental para continuar en un camino no endeble ni incierto. La economía es quizá una de las fuentes del futuro más difíciles de enseñar a nuestros hijos, no obstante, los siguientes consejos podrán hacer de este tema una realidad divertida y familiar.

> Trazar una meta: todos pueden sentarse, supongamos en un espacio acogedor. Comenzarán a hablar sobre lo que cada uno quiere hacer por ejemplo en las próximas vacaciones: algunos van a querer pasear, otros querrán quedarse en casa, pero hacer cosas divertidas y otros quizá comprar algo que les apasione. Cuando todos se hayan colocado de acuerdo, entonces trazarán una meta que incluya lo que a todos los haga felices. Todos deberán colaborar en el ahorro del próximo objetivo a mediano plazo, no interesa la cantidad del aporte que pueda hacer cada uno, pero sí mucho su intención desinteresada por el bien común.

>Alcancía: este elemento se convertirá en la caja fuerte de los aportes  que cada uno, en su medida pueda hacer. Sería una excelente idea, si la decoran entre todos y el resultado final es de alguna u otra manera el retazo de la creatividad de cada uno ahí plasmado. Intenten que la alcancía no pueda abrirse y que tenga un mecanismo que solo permita que se abra al final del objetivo, es decir una de porcelana, por ejemplo.  Si la familia ha trazado otros objetivos a corto o largo plazo, entonces tendrán que tener otro tipo de recipientes según se ajuste a las necesidades.

>Aportes: cuando el punto anterior se haya llevado a cabo, entonces, es la hora de hacer el gráfico que llevará los aportes que cada uno haga. Ojalá que este gráfico esté a la vista de todos los que hagan parte de la familia y del ahorro común.

>Incentivos: a los más pequeños los incentivaremos con juegos que incluyan a todos, y que sea una verdadera ayuda para que todos quieran y se entusiasmen en ahorrar. Por ejemplo un excelente juego, es salir un día cualquiera, a buscar ofertas (en el mercado, o un día familiar): se dividen los equipos y el que encuentre las ofertas más ideales y que ayuden al ahorro, tendrá que ser premiado por el equipo contrario, supliendo ellos el aporte de ese día.

>Manualidades con materiales reciclados: esta es una de las formas de ahorro más divertidas y efectivas que existe. Sigue los enlaces para ver algunos de ejemplos de ello:

  • Recicla creativamente botellas de plástico.
  • Recicla viejas bombillas.
  • Recicla CDs.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *