5 trucos para alcanzar el bronceado de tus sueños

Es verano y esperamos que  sólo tengas una preocupación en mente:  obtener un buen bronceado, además de duradero.

El  bronceado dorado no sólo hace que tu piel se vea increíble, sino que también te ayuda a lucir más esbelta. Además hay un plus al tomar el sol, para la salud y es que al exponerse a este astro, aumentan los niveles de serotonina y esto, para resumir te hace sentir más feliz,; así que no hay nada como tener un poco de diversión en la playa y conseguir un poco de esa famosa  vitamina D, de forma gratuita.

Antes de colocarte  el traje de baño y calzarte las chanclas, hay algunas cosas que  deberías tener en cuenta, para conseguir un tono lindo y duradero:

1. Utiliza siempre protector solar:

Antes de hablar de bronceado, tenemos que tener una cosa clara: la protección solar es siempre obligatoria. Si tienes miedo que la aplicación de bloqueador, te  impida un tono más  oscuro, te  equivocas. Tu piel se renueva cada diez días por lo que si el bronceado es más lento, más tiempo durará. Aplica protección cada 2 horas y después de salir del agua. Todo lo anterior, para evitar quemaduras y sobre exposiciones al sol.

2.Exfolia regularmente y suavemente tu piel:

Asegúrate de exfoliar regularmente tu piel, para evitar la acumulación, o para evitar que la piel muerta bloquee los rayos solares. Si llevas a cabo este proceso, con regularidad  darás lugar a un bronceado uniforme. Si lo que buscas es un exfoliante natural, tú misma puedes prepararlo con:  azúcar granulado mezclado con miel, café y aceite de oliva o  con un poco de sal.

3. Hidrata antes y después de la exposición al sol:

Hidrata tu  piel  la noche antes de que planees tomar el sol y que sea con ingredientes lo más sedosos posible. Concéntrate en las áreas más problemáticas, las que se secan más rápido, ya que pueden causar un bronceado desigual.  También, asegúrate de beber muchos líquidos para mantener tu cuerpo desde adentro hidratado…

4.Fíjate en la hora:

Los médicos recomiendan evitar tomar el sol entre las 10 am y las 16:00, incluso si está nublado afuera. La última cosa que seguro  quieres evitar,  es quemarte y dañar tu piel de forma permanente. Ten en cuenta que una vez que te quemas no podrás obtener  milagrosamente  un hermoso bronceado.

5. Dúchate después de la exposición:

Tomar un baño o una ducha, ya sea caliente o fría, es siempre una buena idea después de estar sentado en el sol, con el fin de eliminar todo tipo loción, aceite o sal y arena de tu piel. Asegúrate de hidratar después  o el bronceado que has obtenido se convertirá  en un tono desigual e irregular .  Cualquier loción a base de aloe vera es calmante y va a hidratar tu piel por igual…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *