Remedios caseros para eliminar las estrías

Las estrías llegan a un papel protagónico en nuestras vidas, cuando por diversos circunstancias nuestra piel se estira o se contrae bruscamente rompiendo las fibras que poseen menos elasticidad, en  procesos como el embarazo, la pérdida  o la ganancia de  peso o, incluso existen casos muy aislados que reconocen las razones genéticas. Tanto hombres como mujeres pueden ser víctimas de esta afección de la piel, suelen ser más comunes en el abdomen, piernas, brazos, caderas, pecho y nalgas, donde el tejido  graso es más predominante.

Consejo previo:

Las estrías son marcas que al principio aparecen con una tonalidad rosácea, luego progresan, tomando un color rojo y terminan por adquirir un color blanco, en  algunos casos definitivo. En principio las estrías pueden aparecer por un mal cuidado interno del organismo, tales hechos, como la carencia de hidratación o la falta de colágeno, pueden implicar entonces,  el nacimiento, de estas marcas, muy indeseadas sobre todo por las mujeres en general.  No hay una mejor manera de prevenirlas o eliminarlas, que añadiendo a la dieta alimentos ricos en agua: vegetales, frutas, sopas, deben ser parte del armamento que se defina en contra de estas pequeñas odiadas. El consumo de grasas, es recomendable mermarlo, porque el cuerpo que tiene mucho trabajo por lo general, se le hace muy complicado estar eliminando grasas y elementos pesados, entonces lo que hace, sin tener más opciones, es almacenarla en rincones donde el tejido es más vulnerable: glúteos, caderas, abdomen, papada.

El ejercicio frecuente también es determinante, pues los músculos al no tener grasa de sobra y estar compactos, podrán asimilar mejor los procesos de elasticidad normales en la piel.

Remedios naturales:

Aceite de oliva y azúcar:

>Primero usaremos el azúcar. Cuando te estés duchando tomarás una cucharada de azúcar -mejor si es orgánica- y la aplicarás, humedeciéndola previamente con agua, en la zona afectada.  Debes hacer pequeños masajes circulares, por al menos 30 segundos (no más tiempo para evitar irritación). Después, lava bien la zona, siempre tratándola con delicadeza, pues ha sido sometida ya sabes, a un proceso de exfoliación.

>Terminado el anterior proceso, debes entonces seguir con la humectación, la cual la conseguirás gracias al magnífico recurso oleoso que es el aceite de oliva (extra virgen). El proceso es sencillo: tomas una cucharadita del aceite y la aplicas en la zona donde ya, con anterioridad llevaste a cabo el proceso del azúcar.  Estando en el área afectada, haces un pequeño masaje circular hasta que el aceite se absorba. Este procedimiento lo realizarás 2 veces al día.

Clara de huevo:

La clara del huevo, es propietaria de una importante cantidad de aminoácidos y proteínas, que por suerte, nos ayudarán a tratar las estrías invasivas.  El procedimiento con las claras no es complicado: tomas la clara de dos huevos y la aplicas después cuando estén listas, en la piel afectada. Déjelas hasta que sequen. Cuando eso ocurra, entonces procede a lavar con agua fría. Si deseas, puedes hidratar la zona luego, con aceite de oliva.

Aloe vera y aguacate:

> Los ingredientes que necesitas son además de los dos anteriores mencionados, también un poco de aceite de oliva. Tomas pues, un aguacate muy maduro, le sacas la pulpa y la aplastas bien, cuando ya tengas lista la mezcla, le agregas un chorrito de aceite de oliva. Revuelves. La crema resultante, la aplicarás con mucha disciplina todos los días en el área que lo requiera, se deja actuar por 40 minutos y luego se retira con agua tibia.

>Después del tratamiento anterior, sirve como un muy bien complemento en la batalla contras las estrías, el aloe vera. En las noches cuando vayas a ir a dormir, solo debes tomar un poco de gel de la penca y aplicarlo en la zona afectada.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *